gasolineras baratas
| |

¿Las gasolineras baratas son de confianza?

Si tienes un coche seguramente tienes claro que hay varios factores que tenemos en cuenta cuando estamos pensando en cuáles son nuestras mejores opciones para cargar gasolina al vehículo. Está claro que el precio es uno de los factores principales que tenemos en cuenta, por lo que son muchas las personas que no dudan en ir a las gasolineras baratas para poder repostar su coche gastando menos dinero.

Pero en varias ocasiones las personas se han preguntando en repetidas ocasiones si en realidad esto puede tener ciertas repercusiones para su coche. Este tipo de preguntas suelen levantarse cuando la diferencia de precio es tan alta que nos hace preguntarnos sobre la calidad que tiene la gasolina barata que hemos estado cargando al tanque de gasolina.

¿Es muy diferente la cantidad entre una gasolina low cost y una marca reconocida?

Está claro que habrá diferencia, pero es muy importante que tengas claro que todos los surtidores de combustible pasan controles muy exhaustivos y periódicos que son realizados por empresas certificadas e independientes, esto sin importar si es un distribuidor reconocido o uno low cost. Las empresas que realizan estos controles están certificadas por el estamento oficial de la Entidad Nacional de Acreditación.

Generalmente las inspecciones se encargan de inspeccionar y certificar que la gasolina que se vende realmente sirva los litros que estamos pagando, que estas superan las normas de seguridad que son necesarias para los coches, etc. Es por eso que por ley todos los surtidores tienen que exhibir una etiqueta oficial en la que se pueda ver la fecha en que se realizó la última inspección y la caducidad de esta.

Por otro lado, si en cualquier momento tienes dudas relacionadas a este tema, debes de saber que absolutamente todas las gasolineras se encuentran obligadas a tener un matraz aforador, que es un recipiente que sirve para que se pueda medir de forma precisa 10 litros de gasolina, de forma que tú mismo puedas hacer la medición en cualquier momento. Por normativa solo puede haber un margen de error del 0,5% por falta de exceso.

¿La gasolina low cost es mala?

Teniendo claro que en ambas opciones recibirás la misma cantidad de líquido, está claro que las grandes marcas petroleras ofrecen una mejor calidad en sus productos, algo que hace que muchos se pregunten qué tan grande es la diferencia de calidad según el precio o si los combustibles baratos son muy malos. Bueno, en este caso podemos decir que la respuesta sería: sí y no.

Ten presente que todas las gasolinas del país se producen en 8 refinerías que se encargan de tratar el petróleo importado, todas funcionando de manera idéntica, sin importar si es diésel o gasolina. Luego de que se realice dicho tratamiento la gasolina es distribuida hacia los distintos centros de almacenamientos de la Compañía Logística de Hidrocarburos.

Estos grandes depósitos pueden ser de una marca o de otro, pero son simples depósitos o almacenes, en los que diferentes empresas como Repsol, Carrefour, Campsa, BP, etc., pueden ir a cargar sus estaciones.

En este punto el combustible que se está distribuyendo ya cumple con todos los estándares de calidad que se necesitan para que esta pueda ser utilizada por nuestro coche.

El aumento de calidad está en el aditivo

Es aquí en donde la comercializadora se encarga de aplicar sus políticas al combustible. Por lo general las marcas de renombre cargan el combustible en los camiones cisterna y es ahí en donde agregan aditivos a la gasolina con el fin de mejorar las características que tiene la gasolina.

Es gracias a los aditivos que muchas de las marcas consiguen mejorar el rendimiento del combustible ofrece cuando es quemado en nuestro auto, mejorando así la inyección por medio del efecto anticorrosión y detergente que tienen, que es lo que le da ese característico y fuerte olor al diésel puro.

Por lo que si apostamos por cargar nuestro coche en las marcas que tienen políticas premium está claro que nuestro coche va terminar beneficiándose de la tecnología por la que estamos pagando.

Por otro lado, tenemos las gasolineras low cost y de supermercado que realmente no apuestan por las políticas premium en donde nos ofrecen añadidos que mejoren la calidad de la gasolina, ya que el combustible que sale de los centros o depósitos de CHL no sufre cambios. Es decir, su negocio esta enfocado en el volumen de venta y en la reducción de costos en lugar de una política premium, buscando ofrecer así un combustible barato pero que sigue siendo de buena calidad.

Es decir, aprovechan lo que sería la gasolina barata para poder atraer a más clientes hacia su negocio real, que en estos ejemplos sería el supermercado. Así que si, las gasolinas low cost no son malas y estas cumplen con los estándares de calidad necesarios para funcionar correctamente, pero si prefieres algo premium que aporte un valor añadido, entonces puedes apostar por las marcas de gasolina más reconocidas.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *